Familia

Prisas. Agobio. Se me sube a la chepa. No hago carrera de él. Le digo las cosas 20 veces. No me hace ni caso. No tengo tiempo para mí. Es muy movidita. No para quieto. No hay forma de poner límites. Me siento culpable. Termino perdiendo los nervios…

¿Es lo que hay?

La crianza se emprende, sin duda, con ilusión y entusiasmo, pero también con muchas dudas y preocupaciones que se agudizan con la multitud de corrientes educativas que actualmente nos rodean.

¿Cuál es el criterio?

El modo de vida y la función social asignada a la familia nos atrapan en fuertes contradicciones. Las Escuelas para Madres y Padres ProCC pretenden ser un espacio de reflexión grupal para trabajar estas contradicciones y buscar alternativas desde una mirada crítica y creativa.

Los Programas ProCC dirigidos al ámbito familiar cuentan con herramientas teórico-prácticas para la construcción de vínculos saludables encaminados al fomento de la autonomía.

Tener un hijo/a con necesidades especiales (discapacidad, TDAH, trastornos del desarrollo) supone una problemática difícil y compleja. Implica desde reorganizar las relaciones intrafamiliares hasta las condiciones de habitabilidad de la casa.

Estas situaciones generan sobrecarga, exclusividad, abandono del trabajo, abandono de las relaciones sociales, problemáticas de pareja… Sin embargo, es importante no depositar en la necesidad especial lo que no es de la misma; no achacar a las necesidades especiales malestares derivados de pautas de crianza distorsionadas, dificultades con el ejercicio de la autoridad y la puesta de límites, etc.

Los Programas ProCC para familias con hijos/as con necesidades especiales pretenden generar un espacio donde elaborar el duelo y la problemática que supone la necesidad especial, así como brindar herramientas para enfrentar las contradicciones de la crianza hoy.

¿Es la maternidad-paternidad un derecho, un deber, un deseo? Trabajar por generar un proceso de maternidad-paternidad saludable implica, desde un concepto de Salud Integral, la consideración de los complejos procesos puestos en juego en el área corporal y psicológica, así como la consideración de la dimensión personal, familiar y social.

Partiendo de una información acerca del proceso de embarazo, parto y puerperio en sí, se hace necesario comprender, a su vez, su problemática en el contexto de las contradicciones sociales actuales, ya que esto incide directamente en el propio desarrollo del mismo. Así, esto tendrá repercusiones tanto en el plano físico como en el psicológico, en la forma de reestructurar los roles femenino y masculino y de orientar la crianza.

Son procesos complejos que se viven con altos grados tanto de preocupación como de idealización. Desde el plano institucional se favorecen más el control sanitario y una información del embarazo y parto muy centrada en lo fisiológico quedando desatendido el posparto y la atención de otros procesos puestos en juego. Es difícil encontrar espacios para elaborar las emociones, inquietudes y contradicciones que todo ello genera. 

Promover dichos espacios de reflexión, y en grupo, es el reto que asumimos desde los Programas ProCC.

¿Te interesa una intervención de este tipo o con este grupo de población? Cuéntanos y lo pensamos contigo.

Noticias sobre Familia

El porqué de una campaña educativa

Malestares de la vida cotidiana en situaciones de crisis por el coronavirus (XII).

¿Y los servicios sociales…?

Malestares de la vida cotidiana en situaciones de crisis por el coronavirus (XI).

¿Jugamos a las casitas?

Malestares de la vida cotidiana en situaciones de crisis por el coronavirus (X).