COMPARTE

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on linkedin
Share on pocket
La intervención social en las instituciones públicas. Roles profesionales. Desgastes y alternativas.

Sobre el texto

Existe en nuestra sociedad un aparato de dominación destinado, en última instancia, a perpetuar las relaciones de producción, vale decir, relaciones deexplotación. De allí emerge, como he dicho muchas veces, toda una concepción de lo sano y lo enfermo que legitima un tipo de adaptación a la realidad, una forma de relación consigo mismo y con el mundo,acrítica, ilusoria y alienante.

Este aparato de dominación tiene sus cuadros en psiquiatras, psicólogos y otros trabajadores del campo de la salud que vehiculizan, precisamente, una concepción jerárquica, autoritaria, y dilemática y no dialéctica de la conducta. Son líderes de la resistencia al cambio, condicionantes de la cronicidad del paciente, al que tratan como a un sujeto “equivocado”. Se incapacitan para comprometerse, también ellos, como agentes-sujetos de la tarea correctora

(Zito Lema, 1993,p.82).