Ayelén Losada Cucco

ARCHIVO

COMPARTE

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on linkedin
Share on pocket

Trabajo con familias en Salud Mental

Las enfermedades mentalesproducen alteraciones importantes en la forma de percibir, sentir, pensar y actuar de la persona que lapadecey generan trastornos severos en su comportamiento y en su forma de relacionarse con los/asdemás. La aparición habitual al comienzo de la juventud supone además un fuerte impacto en el proyecto vital de la persona. Esta situación,

Los grupos y la intervención comunitaria

¿Por qué es clave lo grupal en el trabajo comunitario y en los procesos de transformación? Comprender lo grupal va más allá de la utilización de los métodos grupales en la intervención comunitaria o profesional. Partir de una concepción de un ser humano que se construye en las relaciones con los otros/as, implica conocer lo

Notas sobre pubertad y adolescencia.

De todas las cosas que se pueden analizar al empezar a pensar en la Pubertad y la Adolescencia, deseo señalaralgunos aspectos que sitúen una mirada y un punto de partida. Lo primero que nos preguntamos al pensar en estas etapas vitales es cuándo empiezan y cuándo terminan;sin embargo, creo que no es tan importante la

Los grupos y la intervención comunitaria

¿Por qué es clave lo grupal en el trabajo comunitario y en los procesos de transformación? Comprender lo grupal va más allá de la utilización de los métodos grupales en la intervención comunitaria o profesional. Partir de una concepción de un ser humano que se construye en las relaciones con los otros/as, implica conocer lo

Malestares cotidianos y participación social

Quiero rescatar el gran valor de la tarea de losy lasprofesionales que se dedican a la salud pública, en una misión concreta que es el desarrollo de la participación social. No son los/as únicos/as profesionales que lo hacen pero, en el ámbito de la salud, AMaSaPpropone acciones propositivas y sistemáticas encaminadas a ello. Y se

¿Y… si no vienen?

Entre los y las profesionales de Atención Primaria (AP) es frecuente que, cuando se habla de las actividades grupales, se escuchen frases como: “Estaría bien hacer grupos, pero es muy difícil mantenerlos”, “al final la gente no viene”, “por hacer lo del grupo se ha perdido toda la mañana de consulta”, “total, no sirven para